• CustomerCar su amigo para la conducción en internet
Historia del Cinturón de Seguridad Reviewed by Momizat on . En 2009 se celebró el 50º cumpleaños del cinturón de seguridad de tres puntos. No todos los inventos de la historia pueden enorgullecerse de haber salvado millo En 2009 se celebró el 50º cumpleaños del cinturón de seguridad de tres puntos. No todos los inventos de la historia pueden enorgullecerse de haber salvado millo Rating: 0

Historia del Cinturón de Seguridad

En 2009 se celebró el 50º cumpleaños del cinturón de seguridad de tres puntos. No todos los inventos de la historia pueden enorgullecerse de haber salvado millones de vidas. Desde su nacimiento en 1959 hasta hoy, sigue siendo el dispositivo de seguridad esencial de un coche.
El cinturón de seguridad cumple 50 años

 

Con un medio siglo de vida, el cinturón de tres puntos sigue siendo el elemento de seguridad más importante para los ocupantes de un automóvil. Los múltiples airbags o los controles de estabilidad y de tracción sólo complementan este sencillo y útil invento que patentó Volvo en 1959: sin él, los demás elementos pierden su utilidad.

En los prolíficos años 20, cuando la posesión del automóvil comenzó a generalizarse, estos no iban equipados con cinturones se seguridad. Curiosamente, fueron los médicos los que empezaron a instalar rudimentarios cinturones asustados por la gravedad de las heridas de los que sufrían un accidente de tráfico. Varios doctores instaron a los fabricantes que se incluyera esta medida de seguridad en los automóviles, al igual que lo llevaban los aviones, pero su propuesta no tuvo mucho éxito.

 

Hubo ciertas marcas como America Nash, Ford y Chrysler que comenzaron a incluir opcionalmente cinturones de dos puntos. Aunque los conductores no parecían estar muy interesados.

Pero la historia cambió radicalmente cuando Volvo contrató como ingeniero de seguridad a Nils Bohlin, creador del diseño del asiento catapulta de los aviones de combate Lomas Draken J35.

Comenzaron las pruebas con los cinturones de dos puntos que ya se usaban, pero los datos obtenidos en los ‘crash test’ no llegaban a convencerlos. La idea de Bohlin era crear un sistema que se adaptara a la fisonomía del cuerpo humano: y así nació en cinturón de seguridad tal y como lo conocemos hoy.

Aquel nuevo diseño de tres puntos mejoraba el utilizado en la aviación y sus cuatro propiedades básicas eran:

- El sistema constaba de un cinturón de regazo y una diagonal.

- Las correas iban ancladas a ambos lados de los asientos.

- La geometría del cinturón mostraba una ‘V’ con la punta dirigida hacia el suelo.

- La banda se quedaba en la misma posición, inmóvil, al impactar el vehículo.

El primer modelo de la marca escandinava que equipó el cinturón de tres puntos fue el Volvo Amazon, concretamente el 13 de agosto de 1959. Pero todavía quedaba lo más difícil: convencer al público. De hecho, no se consiguió hasta 1967, cuando Nils Bohlin y Bertil Aldman –médico y jefe de pruebas y homologación- ofrecieron una conferencia basada en el ‘Informe de los 28.000 accidentes’. En éste se detallaba que el uso del cinturón salvaría vidas y reduciría las lesiones entre un 50 y 60 por ciento.

Volvo siempre ha sido la marca europea pionera en materia de seguridad. En 1964, ya había presentado un prototipo de sillita de seguridad para los niños y, en 1967, comenzó a hacer hincapié en la necesidad de colocar cinturones en los asientos traseros -aún así, tardamos casi veinte años en hacerlo obligatorio por ley-.

El propio cinturón de seguridad ha evolucionado mucho. Primero Volvo se centró en lograr que fuera flexible para mitigar la violencia de la detención en una colisión, así como el efecto de la inercia, primero para las plazas traseras y, posteriormente, para todos los asientos.

Asimismo, en 1987 fueron concebidos con un nuevo sistema que permitía mantener ajustada y fija la posición del cinturón en caso de accidente. Éste opera gracias a un mecanismo que impide que la correa quede suelta si se intuye peligro de colisión.

¿Evolucionará el cinturón de seguridad que conocemos? En más de cincuenta años, salvando algunas mejoras, su configuración se ha mantenido inalterable. Sin embargo, Volvo no descarta encaminarse hacia el cinturón de cuatro puntos, que ofrece una evidente mejora de sujeción a los ocupantes del vehículo.

La principal ventaja de este sistema, que ya equipan modelos preparados para la competición, es que al estar el cuerpo sujeto por las corras en forma de aspa (X) , el cuerpo varía mucho menos su posición en un choque. Además, cuenta con el valor añadido de evitar que el sujeto se cuele por debajo del cinturón –poco probable, pero posible-.

Su inconveniente es que los coches no cuentan naturalmente con una estructura para anclar los puntos superiores. Otro de los problemas, al igual que pasó en su momento con el de tres puntos, es la aceptación del público.

 

Se como sea, hoy el cinturón sigue siendo el principal ángel de la guarda de los ocupantes de un coche. Tristemente, en nuestro país, existe un alto porcentaje de gente que no valora su uso, principalmente en trayectos cortos y urbanos.

En España,  en 2008, de los 1.363 fallecidos por accidente, 304 no llevaba puesto el cinturón de seguridad. Si en un naufragio jamás dejaríamos de ponernos el salvavidas, ¿por qué no utilizamos el cinturón de seguridad?

Deje un comentario

Scroll to top